CÓMO CONVERTIR TU MARCA EN TU MEJOR HERRAMIENTA DE VENTAS

ARTÍCULO PUBLICADO EN YOSOYMUJER.ES

LEER COMPLETO

 

Quienes navegamos con cierta frecuencia por redes como LinkedIn o quienes hayamos leído un libro relacionado con el management en los últimos 5 años, quienes hayamos asistido a cualquier conferencia sobre mercados o quienes simplemente hayamos leído noticias relacionadas con el mundo empresarial, nos habremos encontrado con un término tan etéreo como omnipresente, tan cargado de valor y a veces tan vacío de significado, tan moderno como tradicional.

Un término que a veces pasa desapercibido y que, al mismo tiempo, lo queramos o no, representa el núcleo de toda empresa grande o pequeña, moderna o tradicional, de nueva creación o de larga trayectoria. Esa misteriosa palabra que esconde, en muchos casos, el secreto del éxito de tantas compañías y a las que muchas, aún le dan la espalda: El Branding.

Definir qué es y qué no es el ‘Branding’ es algo que aún ocupa las horas de estudio de muchísimos profesionales. Además, y por si no fuera ya suficientemente complicado, la velocidad con la que cambian los flujos del mercado, las conductas de compra y los estilos de consumo, cada vez que se consigue dar con una respuesta, inmediatamente queda anticuada.

Pero más allá de definirla, la clave del Branding no reside en saber qué es sino en cómo podemos usarlo en nuestro beneficio y cuánto puede hacer por nuestras empresas.

“El Branding es, en muchos casos, el secreto del éxito de las compañías y a las que muchas aún le dan la espalda”

Hagamos un ejercicio: Observa la siguiente fotografía. No hace falta que te fijes en los detalles ni que la analices en profundidad. Simplemente mírala y quédate con la primera marca que te venga a la mente.

ARTICULO-BRANDING---YSM---Foto1

Ahora, haz lo mismo con esta:

ARTICULO-BRANDING---YSM---Foto2

 

Es posible que pensar en BMW Motors para la primera te haya sido muy fácil pero para la segunda habrá sido bastante más complicado y, si le enseñas esto mismo a alguien verás que no hay tanto consenso en la segunda.

Aunque parezca mentira, todo esto tiene una explicación relativamente sencilla: Durante años, BMW se ha olvidado de vender coches (eso ya lo hace la competencia) y se ha centrado en la experiencia al volante. Y no una experiencia de velocidad (también lo hacen otras) o de comodidad (igualmente). Durante ya casi 3 décadas, BMW ha vendidoun único producto: La libertad y el placer de conducir.

Así, da igual qué anuncio veamos de ellos. En todos queda visible la carretera sin final, la naturaleza alrededor, la ausencia de obstáculos… ¡Incluso llegó a hacer un spot en el que el protagonista conducía una bicicleta!

BMW vende libertad, pero no es la única marca del sector que vende “algo más” que su producto. Toyota es la marca de la seguridad, Dacia la del precio y Mercedes la de la elegancia. Luego están las marcas que solo venden coches y, en fin, ahí están, neutras, cómodas, sin ofrecer nada más y sin crear ningún tipo de vínculo con sus consumidores.

 

SEGUIR LEYENDO
Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    ¡Venga ok!
    Según la directiva europea bla, bla, bla, sobre la privacidad y seguridad bla, bla, bla, este sitio emplea cookies y todas esas cosas. Al navegar aceptas su uso aunque si tienes ganas de leer, puedes echarle un vistazo a nuestra política de privacidad (aunque fijo que no pasas del tercer párrafo). Hale, dicho queda.¡Bienvenido y muchísimas GRACIAS por venir!